Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio De acuerdo Leer Más

Bulevar Hernán Ruiz Nº 21, 14005, Córdoba 957 612 338 info@clinicamanuelrosa.es

Encías; lo que no sabemos de ellas

Encías; lo que no sabemos de ellas - Clínica Manuel Rosa
18 de noviembre de 2019 0 Comentarios

La inflamación de encías o inflamación gingival es muy común entre la población. De hecho, la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) afirma que solamente el 14,8% de los adultos de entre 35 y 44 años tiene las encías sanas. El resto tiene gingivitis (59,8%) o periodontitis (25,4%).


Cuando uno se preocupa por sus encías y comienza a investigar, la gran cantidad de términos técnicos utilizados para referirse a la enfermedad periodontal, causa mucha confusión. En nuestro blog, te explicamos la relación que existe entre gingivitis y periodontitis.

¿POR QUÉ SE INFLAMAN LAS ENCÍAS?

La inflamación gingival puede deberse a factores muy diversos, aunque los más frecuentes son el acúmulo de placa bacteriana y sarro en los dientes. En ocasiones también puede ser debido a determinados medicamentos, o incluso situaciones sistemáticas, como por ejemplo, embarazo, pubertad…

En función de la causa de la hinchazón, ésta se puede solucionar de diferentes maneras, que descubrimos en el siguiente apartado.

CAUSAS DE INFLAMACIÓN DE LAS ENCÍAS.

A continuación, te explicamos las causas más comunes de la inflamación de encías, así como sus soluciones:

  • Gingivitis.

La gingivitis se produce por la formación de depósitos de sarro que no son eliminados durante la higiene diaria, manifestándose con sangre durante el cepillado o el uso del hilo dental. Otros síntomas que nos pueden poner sobre la pista serían el sangrado espontáneo, la inflamación o la coloración morada.

Este problema de la encía, es la primera fase de una enfermedad periodontal, ya que aún no hay destrucción de tejidos, pero sin un tratamiento adecuado, puede derivar en periodontitis. 

El tratamiento contra la gingivitis más efectivo, combina una limpieza profesional realizada en la clínica con el seguimiento en casa de las pautas entregadas por nuestros profesionales.

  • Periodontitis.

Como hemos comentado en la causa anterior, cuando la gingivitis progresa a una periodontitis, la acumulación de bacterias hace que el hueso se destruya, derivando a una formación de bolsas periodontales entre la encía y el diente.

A partir de este momento, comienza la movilidad y migración dentaria, que acaba con la pérdida de la estabilidad del diente, además de la destrucción de la encía y los tejidos. La peor consecuencia es la pérdida de la pieza dental.

El grave problema de la periodontitis, se basa en que es un proceso que puede tener lugar de manera silenciosa y parecer menos agresivo de lo que es. En casos extremos, puede repercutir en nuestra salud general.

El tratamiento más efectivo para combatir la periodontitis es realizar un raspado y alisado radicular , comúnmente conocido como “curetaje”. Además, el paciente deberá seguir unas pautas en casa y realizarse revisiones cada cierto tiempo.

Fuente: Clínica Dental Manuel Rosa

¿EN QUÉ CONSISTE EL CURETAJE?

Para paliar la periodontitis realizamos un curetaje dental, también conocido como raspado y alisado radicular. Este tratamiento conlleva una limpieza profunda y exhaustiva de tejidos que rodean al diente, de modo que se elimina en su totalidad la placa bacteriana que ha originado el problema periodontal.  

En Clínica Dental Manuel Rosa contamos con materiales avanzados y mucha experiencia, para realizar, en varias sesiones, este tratamiento, en el que se requiere anestesia local. Pero ¿por qué se hace en diferentes sesiones? La respuesta es sencilla, en cada sesión se trata una zona diferente de la boca, ya que la dividimos en cuadrantes.

Por lo tanto, el objetivo principal de este tratamiento, es eliminar todas las bacterias y el sarro, dejando la superficie dental lo más lisa posible y libre de impurezas, evitando así que las bacterias se amontonen y la periodontitis avance.

¡Ojo! Aunque el problema queda resuelto, el paciente no puede olvidarse por completo ya que con el tiempo podría volver a reproducirse. Por ello, es preciso que al menos una vez cada seis meses acuda a su odontólogo para realizar una limpieza de mantenimiento. Y, por supuesto, extremar la higiene dental en su día a día. 


¿Te sientes identificado con estas causas? ¿Crees poder tener gingivitis? Si necesitas un odontólogo en Córdoba, confía en Clínica Dental Manuel Rosa.