Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio De acuerdo Leer Más

Bulevar Hernán Ruiz Nº 21, 14005, Córdoba 957 612 338 info@clinicamanuelrosa.es

¿Cómo actuar frente a una urgencia dental?

¿Cómo actuar frente a una urgencia dental? - Clínica Manuel Rosa
13 de abril de 2020 0 Comentarios

Una correcta higiene bucodental es clave para no tener que acudir al odontólogo durante estos días de confinamiento. Pero, ¿qué pasa si tienes una urgencia?

Con el estado de alarma aún activo, y con previsiones de mantenerse al menos hasta el próximo 26 de abril, muchos son los pacientes que no pueden acudir a un especialista si han sufrido alguna incidencia bucodental.

Las urgencias dentales pueden aparecer en un instante y, sea cual sea el motivo, requieren de atención médica inmediata. Pero, durante estos días, son claves las medidas de prevención, no solo para evitar contagiarnos del temido coronavirus, sino además, para no padecer dolencias bucales.

A continuación, te dejamos unas pautas a seguir en ciertos casos de urgencias dentales, hasta que puedas asistir al dentista.

¿QUÉ ES UN URGENCIA DENTAL Y QUÉ DEBO HACER?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), una urgencia es aquella patología cuya evolución es lenta y no necesariamente mortal, pero que obligatoriamente su atención no debe retrasarse más de seis horas.

Para las urgencias dentales, es decir, todos los dolores relacionados con la encía, los dientes o lesiones en la zona bucofacial, la mejor opción es acudir al odontólogo de urgencia, ya que, realmente es quien tiene todos los medios para poder ayudarte.

CASOS DE URGENCIAS DENTALES

En primer lugar, ya sabemos qué es una urgencia, pero también, es importante conocer cuáles son las urgencias dentales más comunes.

En Clínica Dental Manuel Rosa, queremos asesorarte sobre qué hacer cuando surgen estas dificultades que, si bien en la mayoría de los casos no son vitales, tienes que visitar al dentista para evitar que empeoren de manera sistemática.

Dolor de muelas

Una de las urgencias dentales más común entre los pacientes. De manera repentina, y cada vez más agravado, comienzas a sentir un dolor de muelas intenso y constante. Esto suele deberse a la presencia de caries en la pieza dental.

Si esto te sucede, los consejos que debes seguir en casa son:

  • Elimina cualquier residuo, enjuagando la boca con agua tibia.
  • Pasa el hilo dental cuidadosamente, para extraer los trozos de alimentos de entre los dientes.
  • Si tienes inflamación, coloca una compresa fría en la zona. Nunca apliques una aspirina sobre el diente o la encía.
  • Evita comer alimentos muy fríos o calientes.

Pérdida de alguna pieza dental

La pérdida de un diente se puede producir haciendo deporte, en una caída, o cualquier otro accidente. Si la pérdida del diente ha sido total, es posible que sangres mucho, así que mantén la calma y, acude a una clínica o a un hospital lo antes posible, llevando el diente.

Ante este caso, te recomendamos:

  • Mantener la calma y, ten en cuenta, que lo primero que debes hacer es enjuagar el diente con agua suavemente.
  • No intentes colocarlo de nuevo.
  • Presiona suavemente con una gasa en la zona para detener el sangrado.

Fractura o aflojamiento en alguna pieza dental

fractura pieza dental

Al igual que en el caso anterior, la fractura se ha podido producir por diversos motivos, pero todos ellos suficientes para asistir al dentista de urgencia.

Por tanto, ¿Qué debo hacer si se me rompe un diente?

  • Limpiar suavemente el trozo de diente que se ha desprendido.
  • Enjuagar la boca con agua tibia para eliminar restos.
  • Aplicar una compresa fría en la cara para combatir la inflamación.
  • Acudir rápidamente al dentista de urgencia.

¿Y qué hago si es aflojamiento en una pieza dental?

Los motivos por los que se produce el aflojamiento son similares a los mencionados en la pérdida total y la fractura parcial del diente. En cualquier caso, acudir al dentista es la mejor opción.

Mientras estás en casa, recuerda estos consejos:

  • No lo toques con los dedos o con la punta de la lengua para evitar que se siga soltando.
  • Evita apretarlo con los dientes.

Fractura de mandíbula

Esta emergencia siempre es consecuencia de un fuerte traumatismo, por lo que es un caso grave que solo puede tratarse en un hospital.

Mientras acudes al hospital, es importante que inmovilices la mandíbula utilizando un pañuelo. Un cirujano maxilofacial se encargará de valorarte y proceder a la intervención que sea necesaria.

Absceso dental

El absceso tiene un origen infeccioso, dando lugar a una dolorosa fístula en la encía; bulto por el que supura el pus provocado por la infección. Puede ser debido a caries, piezas dentales rotas, astilladas…

Si notas que la zona supura, enjuágate con agua para limpiarla y aplica frío en tu mejilla para reducir la inflamación. Nunca te apliques frío directamente sobre el diente o encía.

Es importante que vayas al dentista de urgencia, para que la infección se elimine correctamente.

Cuerpo extraño entre los dientes

Después de haber comido o, después de haber manipulado un objeto con los dientes (algo que nunca se debe hacer), puedes sentir una molestia o incluso dolor, ya que existe la posibilidad de que se haya quedado algo entre tus dientes.

¿Recomendaciones? Este caso puede que no requiera la ayuda de un profesional. Simplemente, debes pasar seda dental o un cepillo interdental cuidadosamente, para no causar daños en la encía, e intentar sacarlo

¡OJO! Bajo ningún concepto, no utilices un objeto punzante o cortante para intentar extraerlo.

Sangrado, picor y mal olor en las encías

Si sientes que tus encías sangran con frecuencia, se tornan en un color rojo, te pican e, incluso, padeces de mal olor, podemos decir con total seguridad que se trata de gingivitis, una enfermedad periodontal que afecta a las encías y está provocada por la acumulación de placa bacteriana y sarro en la boca.

En este caso, el Dr. Manuel Rosa recomienda extremar las medidas de higiene bucal, combinando cepillado más hilo dental. También, es aconsejable enjuagues con clorhexidina al 0,12%, de venta en farmacias, durante un minuto 1 veces al día durante   10 días, preferiblemente por la noche.

Una vez que sea posible hacer vida normal, es recomendable visitarnos.

Heridas provocadas por la ortodoncia

ortondoncia Manuel Rosa

Si recientemente te has sometido a una ortodoncia, es normal que salgan heridas o que te duelan los dientes. Ese periodo de adaptación debes pasarlo.

Si sienten llagas por el roce de un bracket en la encía o el labio, no es necesario acudir al dentista, puedes remediarlo con la cera dental.

Pero sí es cierto, que hay una serie de acontecimientos que deben ser vistos por tu ortodoncista:

  • Alguna parte de tu aparato se ha caído o se ha roto, ya sea bracket o cualquier otro elemento. En este caso, intenta recuperarlo y llévalo contigo al dentista en su próxima cita.
  • En caso de que el extremo del arco te cause irritación porque se ha movido, puedes colocar una gasa para evitar que incida en la zona hasta que acudas a la consulta.
  • Pero si el alambre ha penetrado en la encía, lengua o mejilla, acude inmediatamente a la consulta del dentista.

CONSEJOS PARA UNA BUENA HIGIENE BUCODENTAL

Una de las cosas más importantes que debemos hacer por nuestros dientes y encías, es mantener una buena higiene bucal. Los cuidados preventivos diarios, como el cepillado y uso de hilo dental, evitan problemas posteriores.

Ahora que no podemos hacer una visita al dentista para realizarnos una limpieza bucal, recurriremos a estos magníficos consejos del Dr. Manuel Rosa:

● Cuidar toda la estructura que rodea al diente, usando hilo dental una vez al día, antes de cepillar los dientes por la noche.

Cepillado efectivo. Pasar varias veces el cepillo por cada superficie, hasta las últimas muelas, ya que si no se hace bien por su difícil accesibilidad y con menor espacio, se puede acumular más comida y eso puede provocar dolores e infecciones y, por lo tanto, urgencias odontológicas.

● No solo hay que lavar los dientes, sino también, las encías. Para que no estén inflamadas hay que estimularlas dando pequeños masajes con el cepillo en movimientos circulares.

● No olvides limpiar tu lengua, este órgano es uno de las grandes olvidados en nuestra higiene bucal diaria. Para mantenerlo limpio es recomendable el uso de un limpiador lingual, una herramienta de higiene oral muy sencilla de utilizar.

● Cuidado con lo que comes. Los alimentos demasiado duros pueden provocar microtraumatismos, microfracturas que pueden causar sensibilidad y llegar a ser tremendamente molesto.

Sin embargo, los alimentos pegajosos o demasiado dulces podrían adherirse a las zonas que están más comprometidas con algunas fisuras o con microfracturas y, pueden causar algunas caries a corto y medio plazo.

● ¡Ojo con la temperatura! No es bueno pasar del frío al calor y viceversa. Estos cambios de temperatura pueden causar hiperemia pulpar.


Ahora que ya sabes qué debes hacer en caso de que tengas algunas de estas urgencias dentales, seguro que podrás mantener la calma y actuar con rapidez.