Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio De acuerdo Leer Más

Bulevar Hernán Ruiz Nº 21, 14005, Córdoba 957 612 338 info@clinicamanuelrosa.es

La importancia de realizarse una limpieza bucal.

La importancia de realizarse una limpieza bucal. - Clínica Manuel Rosa
15 de enero de 2018 0 Comentarios

Estrenamos 2018 y como cada año llegan los propósitos renovados. ¿Quieres lucir una sonrisa perfecta durante 2018 mejorando tu salud bucodental? Entonces estás en el mejor lugar. En Clínica Dental Manuel Rosa ponemos a tu disposición diferentes tipos de tratamientos especialmente pensados para cuidar tu sonrisa. Precisamente, las tartrectomías o limpiezas bucales son uno de los tratamientos más importantes que existen porque ayudan a prevenir futuras enfermedades, patologías o afecciones como caries. Los odontólogos recomendamos una limpieza bucal al año (como mínimo) aunque esta periodicidad depende muchísimo de las necesidades específicas que presente el paciente. Hay personas que tienen más propensión a desarrollar sarro en los dientes por lo que deberán acudir con más frecuencia a la clínica.

De igual forma queremos aclarar que las limpiezas dentales las realizan los higienistas bucodentales o en su defecto el propio odontólogo, en ningún caso debe hacerla un auxiliar o cualquier otro profesional que no esté capacitado para la realización de esta práctica. Aunque puede resultar obvio, es clave marcar diferencias y sobre todo concienciar de la importancia que tiene una limpieza bucal cuyo objetivo esencial es limpiar en profundidad, además de eliminar la placa bacteriana y el sarro acumulado en dientes, línea gingival y espacio interdental.

Antes de realizar la limpieza en sí misma, el primer paso esencial pasa por analizar el estado general en el que se encuentran tanto los dientes como las encías del paciente para descartar la presencia de enfermedades periodontales o que algún diente pueda tener cierta movilidad. Tras confirmar si existen patologías previas, es necesario localizar la presencia de placa bacteriana y sarro en los dientes mediante una solución que tiñe la placa bacteriana.

La importancia de realizar limpiezas bucales.

Con la ayuda de una lupa y un raspador se va eliminando el sarro utilizando una herramienta llamada cureta. Es importantísimo prestar atención ante la presencia o no de sarro por debajo de la línea de la encía. En caso de que exista sarro por debajo será necesario realizar un curetaje, un tipo de limpieza bucal realizada en 4 partes y que requiere de anestesia local. Es muy característica en pacientes con gingivitis o periodontitis, bien por una insuficiente higiene bucal o por genética.

En una limpieza de carácter rutinario se utiliza agua a presión mediante ultrasonidos para eliminar el sarro. Posteriormente pasamos unas tiras de pulir entre los dientes que ayudan a limpiar las manchas entre los puntos de unión. Para finalizar, usamos unos cepillos a baja revolución con pasta de profilaxis de flúor que ayudará a eliminar las posibles manchas (producidas por el café, el té y otras sustancias) y pulimos los dientes.

Lo habitual es que las limpiezas sean totalmente indoloras y que produzcan un leve sangrado. Sin embargo, en pacientes con hipersensibilidad dental a veces es necesaria la utilización de anestesia local. La limpieza dental es un tratamiento recomendado a todo tipo de pacientes, incluso entre aquellos que tienen algún tipo de prótesis o implante previamente incorporado siempre y cuando se utilicen puntas apropiadas para tal fin.

Con una limpieza se consiguen varios objetivos. Por una parte, reducir al mínimo la presencia de bacterias responsables del desarrollo de enfermedades bucodentales, y por otra parte, mejorar el aspecto de los dientes del paciente. A pesar de que pueda provocar una ligera molestia soportable, en general los pacientes se muestran muy satisfechos tras el resultado de una limpieza. Entre los múltiples beneficios destacan los siguientes:

-Erradicación de las manchas presentes en el esmalte dental.

-Reducción de la inflamación en las encías.

-Identificación del estado de las muelas del juicio.

-Eliminación de la placa bacteriana y el sarro dental.

-Prevención de la periodontitis y de otras enfermedades.

-Reforzamiento del esmalte dental y protección dental.

En definitiva, la limpieza dental es una de las intervenciones más sencillas de cuántas existen en Odontología, además de ser muy recomendable porque ayuda a evitar el desarrollo de futuras enfermedades. Desde Clínica Dental Manuel Rosa no nos cansamos de repetir que una mala higiene dental es determinante para padecer problemas dentales a corto-medio plazo. Conseguir una sonrisa saludable es más fácil de lo que crees si te pones en nuestras manos. ¡Te esperamos