Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio De acuerdo Leer Más

Bulevar Hernán Ruiz Nº 21, 14005, Córdoba 957 612 338 info@clinicamanuelrosa.es

Gingivitis y periodontitis, ¿Qué son y cómo diferenciarlas?

Gingivitis y periodontitis, ¿Qué son y cómo diferenciarlas? - Clínica Manuel Rosa
20 de octubre de 2017 0 Comentarios

Son dos de las afecciones bucodentales más comunes entre la población española y que generan cierta confusión entre la población española. ¿Qué es la gingivitis? ¿Y la periodontitis? ¿Cómo diferenciarlas? Y sobre todo, ¿cómo diagnosticarlas a tiempo para evitar males mayores en el futuro próximo?

En nuestra clínica dental en Córdoba ofrecemos soluciones específicas para tratar tanto la gingivitis y la periodontitis. Para empezar, la gingivitis es una inflamación de las encías, es decir, el tejido que rodea el diente. La señal más característica que evidencia la gingivitis es el sangrado tras el cepillado de los dientes. Es necesario aclarar que la gingivitis puede afectar a cualquier persona y edad. La principal causa que determina la aparición del sangrado dental tras el cepillado es la falta de higiene bucodental. Desde Manuel Rosa recomendamos una rutina de cuidados escrupulosa incluyendo el uso de seda dental y de colutorios.

 

El cepillado dental es clave para evitar la aparición de enfermedades bucodentales.

La gingivitis presenta varios estados teniendo cada uno diferentes síntomas como son los siguientes:

Fase 1. Lesión inicial. La gingivitis es leve o muy leve. Las encías pueden sangrar pero solo ligeramente tras el cepillado. El enrojecimiento de las encías pasa prácticamente desapercibido ante el paciente y ante los demás.

Fase 2. Lesión temprana. La gingivitis ya ha alcanzado un estado moderado. El sangrado producido por el cepillado cada vez es más abundante mostrando un diente visiblemente afectado. Además las encías están enrojecidas apareciendo las primeras hinchazones dentales.

-Fase 3. Lesión establecida. La gingivitis adquiere una consideración grave. El sangrado aunque es espontáneo esconde un problema mayor: el epitelio conectivo que fija la encía al diente está complemente afectado. Una vez que la encía deja de adherirse al diente, el surco gingival, es decir, el espacio establecido entre la encía y el diente, crece cada vez más.

Aunque la gingivitis puede afectar a cualquier persona, existen ciertos factores de riesgo que acentúan la aparición de este problema. El tabaquismo, la falta de vitamina C y B3, además de un hábito de vida poco saludable constituyen los principales enemigos de la gingivitis. Sin embargo, existen otros factores que difícilmente tienen solución como son los cambios hormonales producidos en las mujeres durante el embarazo, ciertos tratamientos inmunodepresores del sistema, enfermedades sistémicas como la diabetes o la leucemia, además de las coronas o empastes dentales mal hechos pueden agravar una situación ya de por sí delicada.

 

Proceso de cepillado dental para evitar afecciones bucodentales.

Proceso de cepillado dental para evitar afecciones bucodentales.

Conocidas las fases, características y causas que determinan la aparición de la gingivitis, es necesario explicar qué es la periodontitis. A diferencia de la gingivitis, la periodontitis es una pérdida progresiva del hueso dental en el paciente. La periodontitis es una enfermedad de carácter genético aunque existen diversos factores de riesgo que propician su aparición como son el tabaquismo, la falta de higiene bucodental o la ausencia de revisiones dentales (al menos y como mínimo, una vez al año). Pero, ¿cuál es el origen de la periodontitis? ¿Por qué se produce? De una parte, está causada por la presencia de bacterias en la boca frente a la incapacidad de la saliva para luchar contra las agresiones que producen estos microorganismos. De otra parte, existen factores que propician el desarrollo de esta enfermedad y que pueden controlarse con ciertas pautas básicas, pero de igual forma, pueden darse casos y causas especiales como los pacientes que presentan enfermedades de carácter crónico como la diabetes.

El diagnóstico de esta enfermedad bucal es claro. Es necesario realizar un estudio mediante una radiografía en la que pueda verse el estado de los dientes del paciente, además de una sonda periodental o una exploración de la pérdida progresiva de inserción de hueso en la boca del paciente.

Existen diferentes tratamientos para controlar esta situación siendo el más habitual el curetaje. Hay que aclarar que desde clínica dental Manuel Rosa desaconsejamos por completo la realización de un curetaje en aquellos pacientes que tengan una correcta salud bucodental (siendo más que suficiente una limpieza dental de carácter superficial una o dos veces al año).

A diferencia de una limpieza bucal estándar realizada mediante ultrasonidos y que proporciona cierta molestia (de carácter leve) en el paciente, el curetaje requiere de anestesia local. Es un proceso dual realizado en dos áreas (superior/derecha y superior/izquierda) consistente en el levantamiento de la encía limpiando mediante curetas el sarro de los dientes.

De igual forma, en pacientes con periodontitis siempre recomendamos diferentes visitas periódicas a la clínica dental con el objetivo de analizar la evolución de la enfermedad. La prevención, el mantenimiento y los cuidados básicos son factores esenciales para garantizar una correcta convivencia con la periodontitis, una patología que no causa dolor directo en el paciente pero que si no requiere la atención odontológica necesaria puede derivar en problemas graves.

Como ves en Manuel Rosa somos expertos en la realización de éste y otros tratamientos dentales en Córdoba. Te esperamos para asesorarte y ayudarte en todo lo que necesites.