Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio De acuerdo Leer Más

Bulevar Hernán Ruiz Nº 21, 14005, Córdoba 957 612 338 info@clinicamanuelrosa.es

Causas del desgaste dental y cómo solucionarlo

Causas del desgaste dental y cómo solucionarlo - Clínica Manuel Rosa
18 de julio de 2019 0 Comentarios

Con el paso del tiempo nuestro cuerpo envejece, y también lo hacen nuestros dientes. Es un proceso natural, que conlleva el desgaste dental.

Esta pérdida de grosor no debe alarmarnos en caso de no sentir molestias, sin embargo, debes preocuparte cuando el envejecimiento sea de forma prematura. Esto se puede deber a diversos factores, como hábitos perjudiciales, estrés, mal oclusiones o incluso erosiones químicas, como reflujo, vómitos o exceso de consumos ácidos.

Con este artículo, intentaremos resolver las preguntas más frecuentes sobre el desgaste dental. Sigue leyendo.

Fuente: Escala Family Dentristy

¿Qué es el desgaste dental?

El desgaste dental supone el deterioro en la capa que recubre la pieza dentaria, el esmalte, comenzando por la parte más dura del mismo, y puede llegar a la más blanda, llamada dentina.

Esta capa es la encargada de proteger a la dentadura de los estímulos externos; la mordida, el contacto con alimentos o bebidas en condiciones extremas – muy frías o muy calientes-.

Por este motivo, el daño producido en el esmalte tiene repercusiones tanto en la estética de tu sonrisa como en la funcionalidad de las piezas afectadas.

En casos más severos, puede suponer problemas de la estructura dentaria, así como, numerosos perjuicios para tu salud bucodental.

 

¿Cuáles son las causas del desgaste dental?

Este problema puede darse por varios motivos. Los más usuales son:

  • Bruxismo.

El bruxismo es el hábito de rechinar los dientes de forma involuntaria. Su origen puede estar ligado a diversas causas; es especialmente común en personas que padecen altos niveles de estrés, siendo más habitual durante las horas de sueño. Esta costumbre genera un alto deterioro en las piezas dentales.

Para solucionarlo existen las férulas de descarga, hechas a la medida a la dentadura del paciente, se utilizan al dormir, para amortiguar la fuerza que genera el bruxismo.

  • Abrasión dental.

En este caso, el deterioro es causado por agentes externos, y su grado depende del tipo de elemento que lo causa. La abrasión es un desgaste patológico debido al efecto de  los jugos gástricos, algunos medicamentos y ciertos alimentos, especialmente los ácidos.

Debido a esto, la estabilidad del esmalte se ve amenazada por la presencia de ácidos en la boca, por eso no se recomienda cepillar los dientes automáticamente a la exposición a ácidos, sino beber agua y dejar pasar unos minutos para que el pH de la boca se normalice un poco antes del cepillado. Se ven afectadas las superficies de las raíces debajo de la línea de las encías, y/o el esmalte que se encuentra justo encima de estas.

Sus causas son procesos químicos anormales, malos hábitos o consumo de sustancias abrasivas que son ajenas al aparato digestivo. Incluso, el caso de trastornos alimenticios.

  • Fricción del cepillado.

Otra causa de desgaste, es la fricción al cepillar los dientes. Lo primero que se debe tomar en cuenta es, no ejercer demasiada fuera en el cepillado, usar un cepillo de celdas medias o suaves y por ultimo usar un dentífrico de calidad que no lleve agentes abrasivos, como muchos de los dentífricos blanqueadores que encontramos en supermercados.

Con la fricción se desgasta especialmente el cuello del diente, una zona bastante delicada ya que, su estructura es un tejido más blando y la hace más vulnerable al desgaste y la sensibilidad dental.

Una recomendación que te damos en Clínica Dental Manuel Rosa, es cepillar los dientes de forma vertical o circular, ya que la dirección horizontal hace que se ralle el esmalte. Debes cuidar la ejecución en cuanto a técnica, dureza y calidad de los productos que utilizas.

  • Problemas de oclusión.

Los malposiciones de las piezas dentales, o de los huesos maxilares, provocan contactos entre ellas, produciendo una fricción excesiva entre las distintas piezas dentales. De esta manera, se originan los problemas de desgaste dental.

En el campo de la odontología lo conocemos como “atrición”, y responde a una alteración de la estructura dentaria motivada por el contacto entre piezas dentales, bien sea originado por problemas de oclusión o por otras afecciones como el bruxismo.

 

Consecuencias del desgaste dental

Sufrir una pérdida de grosor en la capa de esmalte dental, o una merma en la estructura dentaria afecta directamente a la estética de tu sonrisa. Algunas de las consecuencias son las siguientes:

  • Altera el color y el brillo de los dientes.
  • Genera la aparición de aristas o melladuras en el borde superior.
  • Favorece la aparición de manchas.
  • Deja al descubierto la dentina, lo que propicia la sensibilidad dental.
  • Favorece la aparición de infecciones orales y la afección de las encías.
  • Hace que los dientes se debiliten, aumentando las posibilidades de que se rompan.

Incrementa la probabilidad de que se pierdan piezas dentales o haya que recurrir a técnicas de reconstrucción dental, y en casos más graves, la extracción de alguna pieza.

Fuente: Picswe

 

¿Cómo podemos corregir el desgaste dental?

Para corregir los problemas de desgaste dental, en la Clínica Dental Manuel Rosa averiguaremos cuál es la causa que lo provoca, de esta forma podremos distinguir el tipo de tratamiento a realizar. Podemos distinguir estos tipos:

  • En primer lugar, si la causa está ligada con problemas de oclusión, el paciente deberá someterse a un tratamiento de ortodoncia que corrija las distintas malposiciones dentarias. De esta manera, podrás obtener una sonrisa totalmente alineada.
  • En caso de que el bruxismo sea la causa de los desgastes, lo ideal es emplear una férula de descarga que evite las consecuencias derivadas de apretar los dientes de manera involuntaria.
  • En casos de desgastes muy severos, puede estar indicada la colocación de coronas o carillas dentales para devolver la estética de la sonrisa.

 

Prevención del desgaste dental

Aunque el desgaste dental es un hecho natural, la adopción de ciertos hábitos permite evitar que sea lo suficientemente grave para afectar a la integridad de las piezas dentales y a la salud oral en su conjunto. Entre las medidas preventivas más destacadas figuran las siguientes:

  • Visitar regularmente al odontólogo (al menos cada seis meses).
  • Un correcto cepillado dental, utilizando dentífricos que contengan agentes que protegen al esmalte, como el flúor.
  • Evitar bebidas y alimentos ácidos. En caso de hacerlo conviene esperar una hora antes de proceder a un cepillado dental.

 

Recuerda que en Clínica Dental Manuel Rosa ofrecemos tratamientos personalizados para cada paciente.

Pide tu cita y comienza a lucir sonrisa.

¡Hasta la próxima!